jueves, 25 de febrero de 2016

La inteligencia emocional



En nuestra Escuela de padres sobre la inteligencia, también se habló de la inteligencia emocional y su

importancia en el desarrollo de los niños.

Diversas investigaciones ponen en evidencia la incapacidad del CI para predecir

el éxito en la vida. Parece ser que incluso las personas con brillantes resultados

académicos pueden ser incapaces de mantener las relaciones interpersonales, laborales

y sociales necesarias para una adecuada calidad de vida. Por el contrario personas con

resultados escolares mediocres han alcanzado sobradamente el éxito personal y social.

La Inteligencia Emocional es la capacidad de motivarnos a nosotros mismos, 

de perseverar en el empeño a pesar de las posibles frustraciones, de controlar los 

impulsos, de diferir las gratificaciones, de regular nuestros propios estados de ánimo

de evitar que la angustia interfiera con nuestras facultades racionales y la capacidad

de empatizar y confiar en los demás.” GOLEMAN (1995).

Está demostrado que las personas con IE desarrollada, es decir, aquellas

personas capaces de conocer y controlar sus sentimientos y al mismo tiempo interpretar

y relacionarse de forma adecuada con los sentimientos de los demás, son personas

triunfadoras en todos los aspectos de la vida: las relaciones amorosas y de amistad, el

trabajo y el entorno social.

Estas habilidades emocionales pueden desarrollarse si no se tienen o mejorarse si

ya las tenemos, y por supuesto, podemos enseñarlas a nuestros hijos.

Pero, veamos más detenidamente en que consisten estas habilidades.


• CONOCIMIENTO DE UNO MISMO.

Nos referimos a la capacidad de detectar y conocer nuestros propios sentimientos y

emociones.

Esta habilidad consiste en saber en cada situación cual es la emoción que sentimos y

en que intensidad. Por ejemplo, en medio de una acalorada discusión verbal, nos damos

cuenta de que “estamos enfadados” y de cómo ese enfado va creciendo por momentos si

no hacemos nada para remediarlo.

La toma de conciencia de nuestras propias emociones es la habilidad emocional

básica, la pieza fundamental donde se asienta el resto.

Según las investigaciones de ZILMAN, cuando una situación nos provoca enfado

en nuestro sistema nervioso se produce una descarga de catecolaminas que son las

responsables de que nos sintamos mal. En ese momento empiezan a aparecer los

pensamientos que echan “leña al fuego” (“será cretina, a esta no le han enseñado lo de

la distancia de seguridad”, “¡Pero mírala! encima me da las luces”, “Llegará tarde a la

peluquería”, “Porque me quedo sin coche que si no frenaba, total la culpa sería tuya”...)

Cada nuevo pensamiento produce otra descarga que se suma al efecto de las

anteriores que aun no se han disipado. Por eso al final de la cadena de pensamientos

estamos mucho más alterados que al principio y cada pensamiento negativo que

aparezca durante la secuencia tendrá un efecto más intenso que el que tendría lugar al

principio del enfado.

Cuando el enfado alcanza su máxima intensidad nuestra razón no puede intervenir lo

que puede provocar un estallido violento.

El mejor modo de terminar con el enfado es atajarlo en la primera descarga, darnos

cuenta de que nos estamos enfadando y parar la cadena de pensamientos. Cuanto antes

intervengamos en el proceso del enfado más posibilidades tendremos de frenarlo.

Otro modo de aplacar el enfado es tratar de reducir la excitación fisiológica que

produce marchándonos a un entorno en el que no hay peligro de que se produzcan

situaciones irritantes (Por ejemplo dando un paseo o cambiando de habitación). La

distracción funciona muy bien, por que pone fin a la cadena de pensamientos.


• CAPACIDAD DE AUTOCONTROLARSE.

El autocontrol emocional consiste en resistir los impulsos: no dejarse llevar por las

emociones, saber sacrificar una gratificación inmediata para conseguir otra mayor o

mejor pero que llegará más tarde en el tiempo.

BANDURA llevó a cabo un experimento para estudiar el autocontrol en los niños

pequeños. Un experimentador que estaba en la habitación con los niños les ofreció

dos posibilidades: escoger una golosina en ese momento o esperar a que él volviera

y les diera varias. Algunos niños no pudieron resistirse y cogieron la golosina, pero

otros esperaron pacientemente el regreso del experimentador, utilizando en esa espera

estrategias de distracción como jugar con algo, intentar dormir, etc...

De estos niños se realizó un seguimiento y se observó que cuando los niños que

demoraron la gratificación llegaron a la adolescencia seguían siendo niños con un alto

grado de autocontrol y con gran éxito social y escolar.

Este experimento puso de manifiesto como el autocontrol puede adquirirse a edades

tempranas y mantenerse en el tiempo, así como su importancia para desenvolverse de

forma adecuada en el entorno social.


• ESPERANZA, OPTIMISMO Y CAPACIDAD DE AUTOMOTIVACION.

Las personas con alto nivel de expectativas tienen una gran capacidad de motivarse

a si mismas, de confiar en si mismos, de asegurarse que las cosas irán mejor cuando

están pasando por un mal momento, de saber encontrar diferentes formas de alcanzar

sus objetivos o de cambiarlos cuando estos se muestran como inalcanzables, y de saber

descomponer una tarea en otras más sencillas. En definitiva, son personas que no se

rinden ante la adversidad y que no se permitan caer en la desilusión y la desesperanza.

Las personas optimistas consideran que los fracasos se deben a algo que puede

cambiarse, y que la próxima vez que se dé una situación parecida se podrá obtener un

mejor resultado. Creen que tienen el control de su vida y que pueden hacer frente a los

problemas.


• EMPATIA.

La empatía es la capacidad de saber lo que sienten otras personas, es más, de

ponerse en su lugar, de sentir con ellos.

El requisito previo para la empatía es el conocimiento de las propias emociones, y

saber captar e interpretar las expresiones no verbales.

La empatía exige tranquilidad emocional y sensibilidad para captar las señales

sutiles que constituyen el mensaje emocional de los otros y poder reproducirlas nosotros

mismos.

La empatía se manifiesta en algunos niños desde que son muy pequeñitos. En su

primer año de vida sus manifestaciones empáticas se limitan a imitar gestos expresiones

faciales, como el llanto de otro niño o sus expresiones de dolor.

Después del primer año, cuando empiezan a tomar conciencia de que son una

entidad separada de los demás toman una actitud más activa frente a las emociones de

los otros, tratando de consolarlos, buscando a un adulto para que le ayude, etc...

Hacia los dos años, los niños comienzan a entender que los sentimientos de los

demás son diferentes a los propios y así se vuelven más sensibles a las pistas que le

permiten conocer cuales son realmente los sentimientos de los demás.

En la última fase de la infancia aparece un nivel más avanzado de empatía y los

niños pueden percibir el malestar más allá de la situación inmediata y comprender

que determinadas situaciones personales pueden llegar a constituir una fuente de

sufrimiento.

La empatía exige tranquilidad emocional y sensibilidad para captar las señales

sutiles que constituyen el mensaje emocional de los otros y poder reproducirlas nosotros

mismos.

La empatía se manifiesta en algunos niños desde que son muy pequeñitos. En su

primer año de vida sus manifestaciones empáticas se limitan a imitar gestos expresiones

faciales, como el llanto de otro niño o sus expresiones de dolor.

Después del primer año, cuando empiezan a tomar conciencia de que son una

entidad separada de los demás toman una actitud más activa frente a las emociones de

los otros, tratando de consolarlos, buscando a un adulto para que le ayude, etc...

Hacia los dos años, los niños comienzan a entender que los sentimientos de los

demás son diferentes a los propios y así se vuelven más sensibles a las pistas que le

permiten conocer cuales son realmente los sentimientos de los demás.

En la última fase de la infancia aparece un nivel más avanzado de empatía y los

niños pueden percibir el malestar más allá de la situación inmediata y comprender

que determinadas situaciones personales pueden llegar a constituir una fuente de

sufrimiento.

Los niños se muestran más empáticos cuando su educación incluye toma de

conciencia del daño que su conducta puede acarrear a otros. Por ejemplo, cuando un

niño muerde a otro niño, decirle que se fije en el dolor que siente el agredido, en sus

lágrimas ¿Cómo te sentirías tú si te hubiera mordido él?

También influye la forma en que las personas que rodean al niño reaccionan ante el

sufrimiento ajeno.

El autocontrol y la empatía son la base de las relaciones interpersonales. Saber leer

las emociones ajenas y expresar las nuestras de manera adecuada es fundamental para

establecer vías de comunicación satisfactorias.


martes, 23 de febrero de 2016

Desarrollo de la Inteligencia emocional





Como ocurre con todas las facetas importantes de la vida, el aprendizaje

emocional empieza en el seno familiar. Es donde aprendemos a reconocer nuestros

sentimientos y el efecto que estos causan en los demás, y a conocer e interpretar

los sentimientos de los demás. Aprendemos tanto por experiencia propia como por

imitación de modelos.

La forma en que una pareja maneja sus propias emociones es una auténtica

enseñanza para los niños, ya que estos son muy sensibles a las emociones.

Los estilos emocionales más inadecuados son aquellos en los que se ignoran los

sentimientos de los hijos, existe un cambio emocional constante y se menosprecian y no

respetan los sentimientos del niño.

La mejor forma que los padres tienen de enseñar a sus hijos habilidades

emocionales, es aprender ellos mismos a canalizar y dominar sus propias emociones.

No olvidemos que los padres son los modelos por excelencia.


• COMO FAVORECER EL DESARROLLO DE LA EMPATIA.

En primer lugar, deberemos estar atentos a los actos de empatía de nuestros

hijos para poder reforzarlos, lo que requiere por tanto una atenta observación de su

comportamiento.

Un aspecto relacionado con la empatía es la responsabilidad. Por ello es

conveniente ir haciendo al niño responsable de pequeñas tareas a su alcance, sobre todo

de aquellas que supongan cooperación familiar, como por ejemplo poner la mesa.

Cómo ya comentamos en el punto anterior cuando definíamos la empatía, hay

que hacer que el niño comprenda el daño que su conducta ocasiona a los demás, pero

teniendo mucho cuidado de no caer en el chantaje emocional.


• COMO FAVORECER EL OPTIMISMO.

El aspecto fundamental que debemos cuidar para favorecer el optimismo, a parte

de ser modelos optimistas, es la forma en la que recriminamos la conducta de nuestros

hijos:

- Ser precisos, no exagerar.

- Hacer referencia a las consecuencias que su conducta tiene para los demás

frente a etiquetas generalizadoras ( ejemplo: decir “estoy muy cansada, tengo

muchas cosas que hacer y he tenido que dejarlas para recoger tu cuarto”, en

lugar de decir:”Eres un desastre absoluto y una egoísta, sólo piensas en ti”.

- Evitar reacciones exageradas y por supuesto los insultos.

- Apelar a su responsabilidad.

- Criticar la conducta puntual del niño, no a su persona.


• QUE HACER PARA AYUDAR A LOS NIÑOS A ENTABLAR AMISTADES.

En primer lugar deberemos organizar actividades en las que estén niños como

nuestros hijos y con intereses similares. Aunque los niños ya jueguen con otros niños

en la escuela, también necesitan hacerlo en su tiempo libre, por lo que no deberemos

absorberles.

Es importante que tomemos en serio las relaciones de nuestros hijos, que nos

interesemos por ellas y que evitemos críticas y censuras.

Aunque nos cueste mucho trabajo hacerlo deberemos permitir que nuestros hijos

sientan las emociones que se desprenden de una relación de amistad, tanto las positivas

como las negativas y que tomen sus propias decisiones al respecto.


• COMO DESARROLLAR LA AUTOMOTIVACIÓN.

Para el desarrollo de la automotivación es fundamental fomentar la responsabilidad

y la autonomía personal:

- Fomentar el valor del esfuerzo como instrumento para conseguir sus metas.

- Enseñarle a fijarse y administrarse metas.

- Darle la oportunidad de ponerse sus propias metas.

- Favorecer la autoevaluación y la autocalificación.

- Recompensarles por cosas que hacen libremente, sin que nadie les obligue.





Escuela de padres : la inteligencia




Como en meses anteriores ,después de una Escuela de padres, nuestra psicóloga Ester Ibáñez ,nos facilita un resumen de lo más importante sobre este tema.


HABILIDADES COGNITIVAS ESPERADAS EN NIÑOS DE 

CERO A SEIS AÑOS.

Estos son los objetivos esperados para las edades correspondientes. Por lo tanto son la

guía básica para elaborar ejercicios de estimulación


• DISCRIMINACIÓN PERCEPTIVA:

- 0-5 meses: El niño cuando está tendido o sentado debe mover los ojos o la

cabeza para mirar la habitación.

 - 0-5 meses: El niño debe reaccionar cuando se le lleva a una habitación nueva

para él.

- 0-5 meses: El niño sentado o tumbado debe explorar objetos que tiene a su

alcance.

- 6-11 meses: El niño sentado en su habitación debe investigar los objetos que

hay en ella.

- 12-23 meses: El niño debe colocar las piezas círculo y cuadrado en un

tablero de encajes.

- 24-35 meses: El niño debe emparejar formas geométricas sencillas:

octógono, rombo, rectángulo, cuadrado, círculo y triángulo.

- 36-47 meses: El niño tiene que identificar objetos sencillos ( taza, pelota,

 oso de peluche, etc...) utilizando exclusivamente el sentido del tacto.

- 60-71 meses: El niño debe reconocer entre un grupo de palabras la que es

igual al modelo enseñado.

- 72-83 meses: El niño debe reconocer diferencias visuales entre números,

formas geométricas y letras similares.


• MEMORIA:

- 0-5 meses: El niño debe seguir un estimulo visual sin la ayuda de una

indicación sonora.

- 0-5 meses: El niño debe seguir un estímulo auditivo sin la ayuda de una

indicación visual.

- 6-11 meses: El niño debe buscar un objeto que previamente se le ha

escondido.

- 24-35 meses: El niño debe ser capaz de repetir una secuencia de dos dígitos

por ejemplo: 2, 4 con una pausa de 1 segundo entre un dígito y el otro.

- 24-36 meses: El niño debe recordar en que mano se le ha escondido un

juguete.

- 36-47 meses: El niño debe recordar un objeto que ha sido retirado de una serie

 de tres que se le presentó previamente. Por ejemplo se le presenta una

 muñeca, una llave y una pelota. Se les da tiempo para que las mire

 detenidamente. A continuación se esconde uno de ellos y el niño tiene que

 saber de cual se trata.

- 72-83 meses: El niño tiene que recordar secuencias de cuatro dígitos. Debe

ser capaz de recordar una lista de números que previamente le hemos

recitado.

- 72-83 meses: El niño debe recordar la información relevante de una historia

corta que le hemos contado previamente.

- 84-95 meses: El niño tiene que recordar una lista de seis números que

previamente le hemos recitado.


• RAZONAMIENTO Y HABILIDADES ESCOLARES:

- 6-11 meses: El niño debe tirar de una cuerda para obtener un objeto que está

en el extremo.

- 12-23 meses: El niño debe extender los brazos para obtener un juguete

colocado detrás de una mampara.

- 36- 47 meses: El niño responde a una orden dos veces consecutivas.

- 48-59 meses: El niño tiene que identificar quién realiza una actividad

conocida, por ejemplo: quién vuela , quién ladra, quién llora, etc...

- 48-59 meses: El niño tiene que resolver problemas sencillos manejando los

números 1, 2 y 3. Por ejemplo se le presentan 6 pinturas y se le pide que

nos de tres de ellas. Tiene que diferenciar las cantidades 1, 2 y 3.

- 48-59 meses: El niño debe responder a preguntas lógicas sencillas como por

ejemplo, ¿Para qué tenemos la ropa?, ¿Para qué nos sirven los coches?,

etc...

- 48-59 meses: El niño debe completar analogías opuestas como por ejemplo,

“el fuego es caliente, el hielo es ...”

- 48-59: El niño debe identificar el mayor de dos números, por ejemplo “¿qué

es más tres euros o cinco euros?”.

- 60-71 meses: El niño debe seleccionar palabras sencillas presentadas

visualmente. Al niño se le enseña una palabra y después se la esconde, a

continuación se le presenta un listado de palabras y tiene que reconocer entre

todas ellas cual es la palabra que se le enseñado previamente.

- 60-71 meses: El niño debe identificar las partes incompletas de un dibujo.

Por ejemplo un coche al que le falta una rueda, un reloj al que le falta una

aguja, etc...

- 60-71 meses: El niño reconoce errores en dibujos absurdos. Por ejemplo un

dibujo en el que el ratón persigue al gato.

- 72-83 meses: El niño es capaz de escribir letras que representan sonidos, por

ejemplo se le dice taza y deben reconocer que el primer sonido es la “t”.

- 72-83 meses: El niño debe ordenar en secuencias lógicas una historia

coherente representada en diferentes dibujos. Por ejemplo: un dibujo en el

que una niña empieza a inflar un globo, otro en la que está inflado a medias y

otra en la que está completamente inflado.

- 72-83 meses: El niño resuelve sumas y restas sencillas con los números del 0

al 5.
- 84- 95 meses: El niño resuelve problemas sencillos en los que aparecen

sumas o restas.


• DESARROLLO CONCEPTUAL:

- 12-23 meses: El niño se debe reconocer a si mismo como causa de

acontecimientos: accionar botones para encender la luz, apilar objetos y

luego tirarlos .....

- 24-35 meses: El niño debe identificar objetos sencillos por su uso por

ejemplo: señálame lo que te pones en los pies, lo que usas para comer,

beber...

- 36- 47 meses: El niño identifica los tamaños grande y pequeño.

- 48-59 meses: El niño identifica cual es el objeto más largo de dos

presentados.

- 48-59 meses: El niño debe clasificar objetos por su forma: círculo, cuadrado

y triángulo.

- 48-59 meses: El niño compara tamaños. Por ejemplo: ¿Qué es más grande

un gato o un ratón? ¿Qué es más pequeño un caballo o un perro?

- 60-71 meses: El niño identifica texturas suave, lisa y rugosa.

- 60-71 meses: El niño identifica actividades presentes y pasadas. ¿Qué

hiciste ayer? ¿Qué haces mañana? ¿Qué haces ahora?...

- 60-71 meses: El niño hace un círculo con cuatro piezas.

- 60-71 meses: El niño debe agrupar objetos que se utilizan para lo mismo,

para comer, vestirse, etc...

- 60-71 meses: El niño entiende los conceptos mayor y menor.

- 60-71 meses: El niño completa un puzzle de seis piezas que representa a una

persona.

- 72-83 meses: El niño debe conocer el lado derecho e izquierdo de su cuerpo.

- 84-95 meses: El niño conoce las horas y las medias horas.

- 84-95 meses: El niño clasifica objetos por su forma y color.



viernes, 12 de febrero de 2016

JUGANDO, JUGANDO, ... HEMOS APRENDIDO EN CARNAVAL!!!!

Pensamos que es necesario hacer partícipe a l@s niñ@s de los sucesos importantes de su comunidad. Es por eso que trabajamos el Carnaval en nuestra escuela e intentamos inculcar a l@s niñ@s desde el primer día la ilusión, la alegría y la fantasía propia de esta fiesta.
                                                                                                                                                                     Las fiestas y celebraciones son un camino para trabajar distintos aspectos como:                                          
  • El conocimiento de su entorno
  • Las relaciones interpersonales y la socialización con sus iguales
  • El sentimiento de pertenencia a un grupo
  • El autoconcepto
  • El desarrollo de las diferentes capacidades expresivas
  • La creatividad
  • La autonomía,etc.                                                                                                                          
  • La importancia de estar alegre 

El Carnaval es un excelente momento para trabajar la Educación en Valores a través de la representación de roles y de forma divertida.
El maquillaje y los disfraces son un elemento motivador para niños y niñas y son un medio para representar la realidad a través del juego simbólico.
En cuanto a los valores que trabajamos con el Carnaval son:

Educación Moral y Cívica y para la Paz. Intentamos que los niños se relacionen y desarrollen su personalidad en un medio impregnado de valores de respeto, tolerancia y aceptación de las diferencias.
Este aspecto lo abordamos sobretodo en la fiesta de Carnaval donde los niños eligen su disfraz y se lo enseñan a sus compañeros en el desfile y todos reconocemos que son muy bonitos y les aplaudimos mucho.
También se respeta a los compañeros que eligen no disfrazarse.

ESCENARIO PARA EL DESFILE
                                                   
 
Educación para la igualdad de oportunidades. En Carnaval podemos adoptar roles de distintas profesiones ejercidas indistintamente por niños y niñas. Por ejemplo los músicos, los bomberos.

DISFRAZ DE LA MÚSICA
LOS PEQUES PINTANDO LAS BAQUETAS DEL XILÓFONO

                       ¡¡¡¡QUÉ MÚSICOS TAN GUAPOS!!!!


AMINA DISFRUTA TOCANDO EL XILÓFONO


TRAJE DE BOMBEROS

CASCO DE BOMBERO
                             
          SIRA Y DAVID PONIENDO LOS BOTONES AL TRAJE DE BOMBEROS



                                              

                       LOS BOMBEROS PREPARADOS PARA ENTRAR EN ACCIÓN                                    
Educación para la Salud. Trabajamos la alimentación y nutrición, higiene personal, actividad física y prevención de riesgos y accidentes. Vemos como ayudan  los bomberos a las personas que lo necesitan (incendios, accidentes en casa y en la calle, etc.).
Nos visita un papá que es profesional de ese gremio. Les enseña su traje y su casco y les ofrece ponérselo.


 




Educación ambiental. Trabajamos la conservación y mejora del medio ambiente a través del reciclaje.
Los niños han realizado sus disfraces utilizando bolsas de basura, botellas, algodón.
Es importante que no tiremos ningún desperdicio al suelo para cuidar la ciudad, el parque, el campo y el mar. Así las personas y los animales pueden vivir felices y sin riesgos para la salud.
                                                      Hemos hecho  un disfraz del mar.
SARA DISPUESTA A PINTAR SU PEZ
JUAN DIEGO NOS ENSEÑA SU PEZ



ALEJANDRO CON SU DISFRAZ DEL MAR

DISFRAZ DEL MAR: EL PULPO, LA MEDUSA, EL CABALLITO DE MAR, EL PEZ Y LA ESTRELLA

Educación del Consumidor. Trabajamos con los niños que no es necesario comprar disfraces, sino que es mucho más divertido realizarlos con sus papás en casa o en el colegio con su profesora y sus compañeros.
QUÉ GUAPO JACOBO CON SUS OREJITAS DE RATÓN Y SU CARITA PINTADA

L@S NIÑ@S Y LAS PROFES HEMOS DISFRUTADO MUCHÍSIMO PREPARANDO LOS DISFRACES.

                           ¡¡¡¡¡JUGANDO, JUGANDO, ....... HEMOS APRENDIDO!!!!!

martes, 9 de febrero de 2016

Desfile de Carnaval en Pis Pas




Un año mas celebramos el Carnaval en Pis Pas.

Son unos días muy ajetreados con los preparativos de los disfraces y la decoración de la escuela.
Siempre intentamos que l@s niñ@s participen muy activamente en todas las actividades y que el resultado sea divertido  y enriquecedor.

El viernes celebramos la Fiesta del Carnaval y tod@s l@s niñ@s vienen disfrazados a la escuela
               para bailar al ritmo del Carnaval, desfilar y jugar.

Las puertas del cole están engalanadas para la ocasión


                                 


Y para nuestro gran desfile de Carnaval un precioso escenario


                                                          COMIENZA EL DESFILE

Los primeros los más peques de la clase de Alicia :

Aitor el Dragón

Blanca la Payasita

Daniela la Enanita

Leire la Abejita


María el Pollito

Después la clase de Nieves (1 año):

Amaia la Ratita
Alexia la Princesa

Carlos el Dragón

Daniel el Conejo saliendo de la chistera

Dani el Patito

Leo el León

Naím el Mono

Naiara en  el lado oscuro de la Fuerza

Melisa la Abejita risueña

Sira la Abejita
Los últimos pero no menos importantes La clase de Tere (2 años):

Antonio el Prícipe

David Robin Hood

Emma el Hada Verde

Gabriela Gastón

Jimena el Hada Arcoiris

Axel Spiderman

Juan Diego el Mono

Laura la Doctora

Marcos el Pirata

María Campanilla

Miguel el Perrito

Samuel el Gatito

Sara el Hada Roja

Roberto el Bombero

Victoria Stephanie

El grupo de los mayores de PIS-PAS invade el escenario con su alegría y sus juegos 



LO HEMOS PASADO GENIAL EN LA FIESTA DE CARNAVAL
Y HEMOS DISFRUTADO DE lOS DISFRACES CON NUESTROS AMIG@S DE JUEGOS.
.