martes, 23 de febrero de 2016

Desarrollo de la Inteligencia emocional





Como ocurre con todas las facetas importantes de la vida, el aprendizaje

emocional empieza en el seno familiar. Es donde aprendemos a reconocer nuestros

sentimientos y el efecto que estos causan en los demás, y a conocer e interpretar

los sentimientos de los demás. Aprendemos tanto por experiencia propia como por

imitación de modelos.

La forma en que una pareja maneja sus propias emociones es una auténtica

enseñanza para los niños, ya que estos son muy sensibles a las emociones.

Los estilos emocionales más inadecuados son aquellos en los que se ignoran los

sentimientos de los hijos, existe un cambio emocional constante y se menosprecian y no

respetan los sentimientos del niño.

La mejor forma que los padres tienen de enseñar a sus hijos habilidades

emocionales, es aprender ellos mismos a canalizar y dominar sus propias emociones.

No olvidemos que los padres son los modelos por excelencia.


• COMO FAVORECER EL DESARROLLO DE LA EMPATIA.

En primer lugar, deberemos estar atentos a los actos de empatía de nuestros

hijos para poder reforzarlos, lo que requiere por tanto una atenta observación de su

comportamiento.

Un aspecto relacionado con la empatía es la responsabilidad. Por ello es

conveniente ir haciendo al niño responsable de pequeñas tareas a su alcance, sobre todo

de aquellas que supongan cooperación familiar, como por ejemplo poner la mesa.

Cómo ya comentamos en el punto anterior cuando definíamos la empatía, hay

que hacer que el niño comprenda el daño que su conducta ocasiona a los demás, pero

teniendo mucho cuidado de no caer en el chantaje emocional.


• COMO FAVORECER EL OPTIMISMO.

El aspecto fundamental que debemos cuidar para favorecer el optimismo, a parte

de ser modelos optimistas, es la forma en la que recriminamos la conducta de nuestros

hijos:

- Ser precisos, no exagerar.

- Hacer referencia a las consecuencias que su conducta tiene para los demás

frente a etiquetas generalizadoras ( ejemplo: decir “estoy muy cansada, tengo

muchas cosas que hacer y he tenido que dejarlas para recoger tu cuarto”, en

lugar de decir:”Eres un desastre absoluto y una egoísta, sólo piensas en ti”.

- Evitar reacciones exageradas y por supuesto los insultos.

- Apelar a su responsabilidad.

- Criticar la conducta puntual del niño, no a su persona.


• QUE HACER PARA AYUDAR A LOS NIÑOS A ENTABLAR AMISTADES.

En primer lugar deberemos organizar actividades en las que estén niños como

nuestros hijos y con intereses similares. Aunque los niños ya jueguen con otros niños

en la escuela, también necesitan hacerlo en su tiempo libre, por lo que no deberemos

absorberles.

Es importante que tomemos en serio las relaciones de nuestros hijos, que nos

interesemos por ellas y que evitemos críticas y censuras.

Aunque nos cueste mucho trabajo hacerlo deberemos permitir que nuestros hijos

sientan las emociones que se desprenden de una relación de amistad, tanto las positivas

como las negativas y que tomen sus propias decisiones al respecto.


• COMO DESARROLLAR LA AUTOMOTIVACIÓN.

Para el desarrollo de la automotivación es fundamental fomentar la responsabilidad

y la autonomía personal:

- Fomentar el valor del esfuerzo como instrumento para conseguir sus metas.

- Enseñarle a fijarse y administrarse metas.

- Darle la oportunidad de ponerse sus propias metas.

- Favorecer la autoevaluación y la autocalificación.

- Recompensarles por cosas que hacen libremente, sin que nadie les obligue.





No hay comentarios:

Publicar un comentario